Minino va, minino viene: paracaidismo para gatos

Cada animal tiene su deporte favorito, eso es así y siempre así será. Hoy toca hablar de los gatos y sus curiosos hábitos para pasar una bonita tarde soleada o una fresca noche primaveral. Hay gente que en verano se va a la playa y otros que prefieren la montaña, un gato, sin embargo prefiere un buen alféizar, barandilla o SUPER-ficie SUPER-rior para SUPER-visar como SUPER-man.

¿Por qué? tiene una explicación lógica, la sociedad no para de repetirle eso de que tiene siete vidas, que son fuertes, ágiles, flexibles…claro, al gato se le sube a la cabeza y se vuelve un temerario … y eso sumado a la altura no significa nada bueno.

GatoParacaidista2

¿Cuales son los síntomas?

Son bastante sencillos: si tu gato estaba en una terraza, ventana o similar mirando al horizonte y ahora está en la calle…pero no ha bajado por las escaleras tienes un gato paracaidista.

 ¿En serio?

En serio en serio…pues tampoco, pero algo de razón si que hay en todo esto. El gato paracaidista se define como aquel cae desde una altura de más de 7 metros, un equivalente a unos dos pisos (Nota personal: las definiciones es lo que tienen, pero vamos, que de 6’5 metros yo creo que también le admitimos en el paracaidismo…otra cosa es si se caen de la cama, como el de la foto, que sería un gato torpe y punto)

GatoAlRevés

Mamá, me ha caído y no puedo levantarme

Lo que ocurre es que los gatos no calculan y pierden la referencia a esas alturas. Si ven un estímulo que les haga saltar (pájaro, mosca, o lo que sea)…seguirán su instinto cazador y lo harán. Para cuando quieran darse cuenta ya estarán girando como peonzas en el aire para caer de la mejor posible.

¿Y el nombre? ¿Por qué no se llama gato suicida o gato pájaro?

Por la forma de caer, ya se sabe que los gatos son unos tipos elegantes y estilosos, y eso no podía ser menos cuando caen de una altura considerable…y es que ya lo decía Maria Isabel…por suerte el ser tan estilosos es lo que muchas veces les salva la vida y de ahí el nombre de este síndrome. Esto se debe a su capacidad instintiva de guardar el equilibrio y recolocarse en el aire para caer de la mejor forma posible y minimizar el impacto. Al darse la vuelta estiran las patas y recuerdan a un paracaídas, de ahí el nombre.

gato_de_pie

¿Cómo prevenir?

Lo mejor sería que te mudases a una villa a pie de calle con un jardín de un par de hectáreas para que si el gato sale por la ventana solo sea para dar un bonito paseo mañanero, pero como por desgracia no siempre podremos hacer eso lo mejor será poner mosquiteras, cerrar las ventanas o lo que se nos ocurra para que el gato no salte.

¿Y si pasa?

Ves volando al veterinario como si no hubiese mañana, porque hay lesiones que se ven (cabeza, extremidades…) y otras que no (neumotorax, órganos internos…). Hora de desenvolver a tu peluche.

¡¡Vámonos volando al veterinario!!

This entry was posted in Clínica, Gatos. Bookmark the permalink.

3 Responses to Minino va, minino viene: paracaidismo para gatos

  1. Janeth Ciudad says:

    El gato volador, falta Totoro. Excelente post! Y la mejor recomendacion: si te pasa corre urgentemente a tu clinica veterinaria, tu gato necesita un chequeo de urgencia. Seguro que nuestro veterinario nos puede hablar en otro post de como debes llevar a tu perro o gato al veterinario si sufre un accidente :::))))

  2. desenvolviendopeluches says:

    Lo haré! Queda en el tintero para retomarlo más adelante…

  3. What’s up, after reading this awesome article i am as well cheerful to share my familiarity here with colleagues.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *